26.7.07

El estructuralismo


El bedel hacía su aparición, a las ocho en punto. Primero aparecía su mano y luego su bocamanga, con sus ribetes dorados de mariscal, y luego su calva, y finalmente su sentencia de cada tarde:
¡La hora!
Sólo pronunciaba estas dos palabras y siempre las mismas: ¡la hora!
El Doctor Carratalá,
(que lucía una barba valleinclanesca y un porte de dignidad decimonónica que daba el contrapunto a aquella jauría de mentes calenturientas que sólo pensaban en el amor libre y en socavar e orden establecido)
como asaltado por un ataque de inspiración, requirió de forma imperativa nuestra atención:
- ¿Díganme, señores míos? ¿Es esto una oración?
Y, sin molestarse en esperar aportación alguna que realmente valiera la pena, respondió él mismo a su propia pregunta:
- Por supuesto. Nos encontramos ante una oración impersonal y elíptica que responde perfectamente al siguiente significado:
Doctor Carratalá, es la hora de terminar la clase, de que usted se vaya a descansar y de que esta banda de delincuentes mentales se vayan a dar la tabarra a otra parte.
De esta forma tan inusual y divertida
, me adentré en los apasionantes entresijos del estructuralismo lingüístico en general y del eminente Ferdinand de Saussure en particular.

Etiquetas:

6 comentarios:

Anonymous Popaul ha dicho...

Muy bueno el Carratalá en cuestión.
¿Había más como ese, de este estilo realmente didáctico, es decir, que te hace aprender la cosa?

7:52 p. m.  
Blogger Cronopio ha dicho...

Pues a mí me caía muy bien el tal Ernesto (Carratalá). Un profesional de la enseñanza.
El mejor profe que tuve en primero, sin lugar a dudas. Tenía fama de “ogro” aunque en realidad era un gran tipo. No. No había nadie como él. Carratalá era único.

8:37 p. m.  
Blogger Enriqueta ha dicho...

Lengua y habla.
Ea.

Oye Cronopio, me gustan tus historias.

Por cierto perrillos, no me hagáis la pelota tan descaradamente...

Un beso y mejor verano.

E.

11:30 a. m.  
Blogger Cronopio ha dicho...

Bueno, quizás se nos ha ido la mano, pero ¿para qué están los amigos? Jua Jua
Gracias por el elogio, lo cierto es que me lo paso muy bien “depurando” textos con mucha “paja” y extrayendo esa o aquella anécdota, como una foto
Ale, a bañarse en las playas de Mallorca!
Baya chollo!
Y el estilista pelando la pava (bueno, las calvas, quiero decir)
Besos
C3

8:36 p. m.  
Blogger Enriqueta ha dicho...

Te aseguro que no hay nada de playa.
Me paso los dias currando, labrándome un futuro.
Ejem!

Un beso!

3:49 p. m.  
Blogger Cronopio ha dicho...

Bueno bueno, te daremos un margen de confianza, ejem
Pásatelo bien, de todas formas que por aquí no tenemos ni luz

10:12 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal