13.7.07

¿Qué fue de todo aquello?




Este año Wesley y yo lo organizamos en la ciudad –estaba diciendo Corinne-. No hará falta desplazarse hasta el asqueroso campo. Unas pocas horas y se habrá acabado. En serio, Otto, tú eres un elemento esencial; este año queremos hacer una cosa sencilla.
- ¿”Este año”? Pero Corinne, si no ha habido otros... Tú no celebras el día de Acción de Gracias.
- Te equivocas, Otto. Y antes lo celebrábamos.
- ¿Quiénes?
- Todos nosotros.
- Nunca. ¿Cuándo? ¿Tú te imaginas a mamá dando gracias por algo?
- Siempre celebrábamos ese día en vida de papá.
- Pues yo no me acuerdo.
- Yo sí. Y Martin también se acuerda.
- ¡Martin tenía cuatro años cuando papá murió!
- Bueno, tú también eras pequeño.
- Le doblaba la edad a Martin.
- Vamos, Otto. Es que a veces me siento un poco triste, para serte franca, ¿tú no? ¡Todo va tan deprisa....! Me gustaría ver a todo el mundo reunido aunque sea una vez al siglo. Quiero ver a todo el mundo contento. Mira, Otto, tú, Martin y Sharon erais mis hermanos. ¿Qué fue de todo aquello? ¿Ya no recuerdas que nos pasábamos el día jugando?
- Sólo me acuerdo de que Martin se pasaba el día vomitando.

Deborah Eisenberg
El ocaso de los superhéroes
Del relato “Un Otto diferente, y mejor"
El Lector Universal, Barcelona, 2006
Nota de la editorial: "Desde el realismo, hacia otro lado. Eisenberg indaga en los resquicios narrativos que el realismo concede para, sin llegar a la crónica, bucear en este mundo inseguro a través de historias que son familiares -otra vez la familia- pero que están tocadas por una brusquedad viva, una especie de indagación en todos los gestos con los que el presente se corporeiza en las actitudes de sus personajes.
El libro está compuesto de seis relatos, que oscilan entre una perspectiva más clásica del relato y otros que se adhieren a una búsqueda plena y emocionante. La extensión de los mismos -relatos largos, sobre las 30 páginas, un subgénero dentro del relato que tanto se echa de menos en España, donde los relatos siempre se ajustan a la extensión permitida en los concursos literarios- permite a la escritora bucear en sus personajes, reflejarlos, ahuyentarlos de la estampa, aunque no siempre los resultados sean logrados.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal