18.1.08

Agustí Fancelli: Esto no es una crónica




"Querido Octavi Martí: Te escribo para solidarizarme y expulsar demonios contigo, tras tantas complicidades. Fue Manuel Huerga quién me descubrió las canciones de Quelqu’un m’a dit, tan cálidamente susurradas por Carla Bruni (2002).
(…)
Aparecía ella, en la portada del disco en blanco y negro, estirada en el suelo junto a su guitarra, un pezón apuntando alegría y descaro bajo la fina camiseta de algodón. “Je suis le thé, tu es la fasse / Toi la guitarre, et moi la basse, / Je suis la pluie, et tu es mes gouttes”, cantaba la Bruni y se te aparecía de golpe a sensualidad perezosa de Françoise Sagan, el deseo del lujo y de los veranos eternos. Entrevistaste a Carla hace algún tiempo después (EL PAÍS, 18.11.03) cuando había superado la cifra de medio millón de ejemplares vendidos. (…) Te decía que no se sentía hija de la chanson, con la que los críticos solían emparentarla, sino de la música country, el folk y el jazz, y por ahí se le escapaba la vena piamontesa – nació en Turín, en 1968- que nos llevaba hasta Gino Paoli y Paolo Conte, el primero porque prestaba a la voz arrastrada de Carla su imperecedera canción Il cielo in una stanza (“Quando sei qui con me / questa stanza non ha più pareti / ma alberi, alberi infiniti) y el segundo, Paolo Conte, porque es piamontés, como Carla, y lleva mucho tiempo reivindicando en su música los mismos orígenes transoceánicos que Carla.
Como estaba previsto, querido Octavi, en algún lugar de la entrevista Carla nos tenía que engañar, y era cuando te decía: “Es absurdo, pero me gustaría ser escuchada sin que me vieran, sin televisión, sin imagen, sin sexo, pura comunicación sonora. Eso no está alcance de casi nadie. Y luego está la vacuidad, la tentación de la vanidad, que es fácil negar, pero que sigue ejerciendo su poder de atracción: me gusta gustar”.
(…)
Pero hete aquí que nuestro cuento de Navidad tenía un capítulo que ignorábamos y sobre el cual tú estás escribiendo mucho ahora, supongo que para comprender, que es el motivo por el que escribimos a los amigos. Sarkozy y Bruni juntos. De viaje por Egipto. ¡Aaaggghhh! ¿Sabes dónde se alojan? Claro, lo escribiste el otro día: en el Winter Palace de Luxor. Yo pasé allí una noche. (…) Pues ahí se encuentra ahora mismo Sarkozy, querido Octavi, el hombre que consigue estar a la vez en Roma, la Camarga o una habitación del Winter Palace, nada menos que con Carla. Me siento tan derrotado que ayer me fui al museo Egipcio de Barcelona, en parte para que no se dijera que esto no es una crónica, pero sobre todo porque hay veces que uno necesita hundirse un poco más."
Agustí Fancelli: Carta sobre Carla a un amigo (fragmento)
La crónica, EL PAÍS, 28.12.07

Etiquetas:

2 comentarios:

Anonymous Catisampolfrontera ha dicho...

Hola arturo:

Otra vez por aqui!
Que tal las fiestas?
Hay que ver "La Bruni" que bien se lo ha montado, eh?
Bueno, hasta la proxima, que espero sea pronto, que cada dia tengo menos tiempo de dejar comentarios.

Por cierto, no se si leiste la contestación a tu comentario, pero te anuncié que tenia nuevo blog, a parte del que ya conoces, se llama En Plena llibertat", por si quieres pasarte. Ya me diras que te parece.

Un abrazo

9:00 p. m.  
Blogger Cronopio ha dicho...

Las fiestas... horribles
Enero... catastrófico
Lo de la Bruni, como dice Fancelli (el crack de EL PAIS) ... Aaaaarrrrgggggg
Ahora mismo voy en busca de tu nuevo blog
…….. (unos minutos)
¡Vale! Ya lo encontré
Otro rato te comento, ahora toca comer
Y luego al Corte Inglés
Señor!!!!!
Un abrazo

2:37 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal