26.5.07

Ellos y ellas son así

Un tío sale de la prisión, más tarde averiguaremos que bajo una falsa acusación, y no se le ocurre nada más ingenioso que volver al hogar de dónde le echaron a patadas, montar un pollo de Dios es Cristo y, acto seguido, suicidarse, tirándose por la windows. Muy masculino esto de montar un pollo y luego suicidarse. Parece una epidemia.
Of course, sus tres hijas salen rebotadas de la historia. La mayor, una rubia guapísima, tiene un marido con pinta de macarra y chuleta que la putea todo lo que quiere y más. Y ella, erre que erre, cuánto más puteada, más feliz.
La pequeña, muy mona ella, no da una a derechas, tiene el típico cuelgue con el profesor maduro sabelotodo (sustituto del padre) y cuando el colega pretende huir de la quema (amante boba que pretende que uno deje a su mujer e hijos así, por las buenas, por un polvo más o menos portentoso), le monta un pollo tras otro hasta hacerse más pesada que un niño sarnoso pidiendo la hora del recreo.
A la tercera le ha tocado la lotería de ser la reprimida del grupo y, también, la honrosa tarea de pasear a la madre lisiada (fruto del fiasco del primer pollo) en su silla de ruedas mientras permanece recluida en una residencia.
El jefe de este enredo, Danis Tanovic, afirma, entusiasmado, que cada hermana le inspiró un color diferente. Por aquello de los colores de Kieslowski, de cuya trilogía “Paraíso, infierno, purgatorio” está basada la película. “Sophie es el rojo, como el amor, la pasión, los celos. Ana el verde, como la inocencia, la primavera. Céline es azul, como la tristeza, la espera, la melancolía." Creo que no hace falta que les diga quién es quién. Salta a la vista.
No es la nouvelle vague pero la peli sirve perfectamente para quitarse el polvo de los zapatos y de la bisutería barata de los Spidermans, despueses de las bodas, Piratas del Caribe y demás mejunjes al uso. No es el Belmondo ni la Seberg de À bout de souffle pero sirve para echarle un bocado al sinsabor de la realidad.
Al final dicen que el jefe de todo esto, Tanovic, intenta colarnos una tímida sugerencia de reconciliación con los fantasmas del pasado y la paz del presente. Mentira podrida. ¡Si es que hubo tal intento, que yo no lo vi! Sophie, Céline y Anne han pisado mierda y “el infierno” no acabará aquí. Ni para ellas ni para la madre tullida. Ni siquiera para nosotros, todo sea dicho.
Claro que a los perezosos que no la han visto, les anuncio que, como a Céline, también les ha tocado la lotería: la peli ya ha desaparecido de la cartelera. La echaban en el Aribau Multicines, así que por el mismo viaje pueden ver Piratas del Caribe III y salir más frescos que una rosa, con el alma tranquila y esa sonrisa de idiota que te queda después de tragarte una piña como esa.
Danis Tanovic: L’Enfer (El infierno). 98 min. Francia, Italia, Bélgica, Japón, 2005. Guión: Krzysztof. Música: Danis Tanovic y Dusko Segvic. Fotografía: Laurent Dailland. Reparto: Emmanuelle Béart, Karin Virad, Marie Gillain, Guillaume Canet, Jacques Gamblin, Jacques Perrin.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal