20.11.06

El grito






Liza Minelli nunca ha estado tan maravillosa como cantando en el Kit Kat Club.
Liza Minelli y Joel Grey mostraban sus rostros lascivos al tiempo que cantaban Money, money, money y hacían chocar los dineros, las monedas, en Cabaret. Eso se entendía muy bien: el dinero, es decir, los que lo tienen, mueve el mundo. Los demás somos la escoria, la basura. En otra escena de la película, Sally Bowles y Bryan Roberts gritaban bajo un puente aprovechando el paso del tren y el estruendo de su pitido.
- Vamos, vamos. Corre. Vamos, es un tren - le dice ella.
- Algunas veces vengo aquí y espero, espero a que pase el tren. Un día tienes que probarlo. Sí, tú. Anda, venga, no seas tan británico. Después te sientes fenomenal.
Justo cuando el tren pasó por encima de sus cabezas Sally (Liza Minelli) gritó con todas sus fuerzas, fundiendo su alarido con el estruendo del tren al cruzar el puente. Acabó exhausta de placer, con la piel temblorosa y los ojos húmedos, como después de un orgasmo.
Esta escena ya era un poco más difícil de interpretar, porque mezclaba la vertiente existencial con la erótica. Sin embargo, tras una profunda reflexión (y alguna que otra pista indagada aquí y allá), descubrí también su significado. El grito de Sally era un poco como el grito de Edvard Munch, es decir, el aullido de los desheredados. Pero también de los desesperados, de aquellos que veían impotentes como el mundo avanzaba tan alegre, contento y fragmentado (el jolgorio de los años veinte) hacia un nuevo desastre.
El resto es de sobras conocido. Sally Bowles se quedó embarazada y, finalmente, decidió abortar. Bryan regresó a Inglaterra y los nazis tomaron el poder. En la guerra que siguió murieron cerca de cincuenta y cinco millones de personas

Bob Fosse: Cabaret, EEUU 1972, 128 min. Guión: Jay Presson, Allen y Hug Séller. Música: John Kander. Fotografía: Geoffrey Unsworth. Reparto: Liza Minelli (Sally Bowles), Michael York (Bryan Roberts), Helmut Griem (Maximilian), Marisa Berenson (Natalia Landauer), Fritz Wepper (Firtz Wendel), Joel Grey (el maestro de ceremonias).

Etiquetas:

3 comentarios:

Blogger Cronopio ha dicho...

rrrrr

9:25 a. m.  
Blogger Enriqueta ha dicho...

Good morning casi afternoon!

11:18 a. m.  
Blogger Cronopio ha dicho...

Holailo
estamos de reparaciones
Como habrás comprobado, ahora saco mi careto (El fondo es de la ciudad de Estambul), mi prese, en fin, esto es la modernidad.
Impacto total.

2:02 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal