3.2.09

Morsa dice estrena Web

Morsa dice…



PÁGINA EN DESARROLLO

http://www.morsadice.com/

El próximo 15 de Febrero estrenamos Web
Editorial, Presentación (o como ustedes prefieran llamarlo)
"No puede ser que nos separemos así antes de habernos encontrado."
Julio Cortazar: Octaedro: “Manuscrito hallado en el bolsillo”
"El puente no suprime la distancia: es una mediación; tampoco anula
diferencias: establece una relación de términos distintos”
Octavio Paz: “Los hijos del limo”
“También yo a veces tengo la impresión de que surjo de lo que he escrito
como una serpiente surge de su piel.”
Enrique Vila-Matas: “Para Acabar Con Los Números Redondos”

PRESENTACIÓN: PARA EMPEZAR
Franz Kafka dejó anotado en sus “Diarios” este párrafo doloroso: "Mísero, mísero y no obstante bien intencionado. Ya es medianoche, pero, como ya he dormido lo suficiente, esto es sólo una excusa, puesto que de día tampoco he escrito nada. La bombilla encendida, la casa silenciosa, la oscuridad del exterior, los últimos momentos de vigilia, todo ello me da derecho a escribir, aunque sean las cosas más deplorables. Y me apresuro a usar este derecho. Así soy yo."
En “Morsa dice...” también pretendemos ejercer este derecho, salvando las obvias distancias con la torturada y genial mente del escritor checo. Nos gustaría hacerlo a nuestra manera. Siguiendo la línea marcada por Octavio Paz: estableciendo puentes entre colaboradores y lectores. Dice Paz, más arriba: “El puente no suprime la distancia: es una mediación; tampoco anula diferencias: establece una relación de términos distintos”. Algo de eso pretendemos.
Para ello, nuestra intención es que esta revista sea lo más abierta posible, sin jefes de negociado, censores, ni guardas de seguridad en sus puertas. Una nave más planeando por el ciberespacio, pilotada por individuos de diverso calado y a los que les una, para empezar, el afán creativo y el firme ejercicio del derecho a expresarse mediante su particular (y único) concepto del arte y el conocimiento.
En definitiva, todos aquellos que han “hallado” pero, también, aquellos que siguen buscando, entendiendo por búsqueda tal como la definió Cortazar en Rayuela: “buscar era un signo, emblema de los que salen de noche sin propósito fijo, razón de los matadores de brújulas”. Los cronopios somos expertos en socavar cualquier cosa sospechosa de statu quo que se nos ponga a tiro, sean brújulas o manuales de urbanidad. Y a veces, como le ocurre a nuestro admirado Vila-Matas, nos da la locura y salimos a la calle con la sana intención de “acabar (de una vez por todas) con los números redondos”. Quizás por eso dicen que somos un poco artistas y otro poco iconoclastas. Puede que tengan razón y también que exageren, vaya usted a saber. Lo cierto es que difícilmente pediremos permiso para hacer de las nuestras, aunque nunca renunciemos a nuestra “presunción de inocencia”. La inocencia de la pasión por el juego, apreciando el significado semántico de “juego” en el sentido en el que lo expresó Johan Huizinga en su Homo Ludens: "Todo lo que en la poesía se va reconociendo poco a poco como cualidad consciente: belleza, carácter sacro, poder mágico, comienza por estar dentro de la cualidad primaria del juego."
En esta revista caben hasta las excepciones... Es decir, que nadie se sorprenda si algún día sale algún francotirador hablando de los agujeros negros del espacio, del “Príncipe Valiente” o de la última masacre en un partido de fútbol de tercera regional.
Su constructora es nuestra amiga y cronopia Paloma, y el administrador (¡Uy, que palabreja!) un tal "cronopio", servidor de ustedes. Para su construcción no hemos pedido ayuda al Señor de los Anillos pero sí al "Señor de los cronopios", Julio Cortazar, quien nos ha enviado un telegrama desde el otro lado (¿desde dónde, sino?) con un escueto: "allá ustedes... mientras no prohiban fumar y pongan de vez en cuando un disco de Coleman Hawkins o de Bessie Smith, aquí nadie va a quejarse". Así pues, la estructura de la revista está basada en la "nomenclatura" cortazariana, que es con la que los cronopios nos sentimos más a gusto. Sólo una advertencia: no admitimos adhesiones inquebrantables. Así que nadie se preocupe por si le gusta o no el escritor argentino. Bienvenidos y bienvenidas pues, también a todos aquellos que detesten las etiquetas.
Ya saben, los cronopios cada vez que encuentran una tortuga, sacan la caja de tizas de colores y sobre la redonda pizarra de la tortuga dibujan una golondrina, como muy bien explicó Julio Cortazar en “Manual de cronopios”. Los cronopios, ya les conté, son un poco locos, anarquistoides, iconoclastas, imaginativos. Pero, créannos, lo mejor de todo es que cuando un cronopio necesita hacerse una fotografía, acude a un Fotomatón y se hace retratar en la forma siguiente: las cuatro primeras fotos muy serios, y la última sacando la lengua. Esta última el cronopio se la guarda para él y está contentísimo con esa foto. Claro que, además de cronopios, también tenemos famas y no pasa absolutamente nada. Ya saben… Según los definió Julio, las famas son unos tipos conformistas, bien adaptados a todo, camaleones urbanitas. Bienvenidos sean. Y es que todos cabemos en el camarote de “Morsa dice...”
Esperamos que este barco navegue a sus anchas, sea con bonanza, con tempestad, o sin lo uno ni lo otro. Dicho de otra manera: aceptamos naufragios. Todo sea por contribuir al caos del ciberespacio. Esperamos, sin embargo, que en balsa y a la deriva, o a toda vela, vayamos todo lo mejor acompañados que sea posible en este mundo donde casi hay más soledades que caries, y que tanto la tripulación como los pasajeros no se quejen demasiado por el viento, la marea o la espera, si algún día se nos pincha la junta de la culata. Ya saben, a mal tiempo buena cara. Y lo dicho, si es con la lengua fuera y de fotomatón mejor que mejor. Si este sueño crea monstruos con “buen rollo”, ángeles endemoniados o, sencillamente, se convierte en el gran juego de la risa, eso lo averiguaremos con el paso del tiempo, que por algo dijo Baudelaire que la vida no posee más que un encanto verdadero: el encanto del juego.
¡Juguemos pues!
AGRADECIMIENTOS
La Web “Morsa dice…” tiene su antecedente directo en el Blog “Morsa dice” (2006-2009) (http://arturomontfort.blogspot.com/) y, un poco más allá, en la Web “Literatuya. Revista de Literatura” (2002-2006) (http://www.literatuya.com/) que tuvo una gran acogida en el ámbito hispanoamericano y cuyo inspirador, diseñador y “alma máter” fue Ferran Jordà. Vaya, pues, nuestro más efusivo agradecimiento para Ferran. Por supuesto, a la diseñadora y “maestra de obras” de esta nueva Web, Paloma.
Y cómo no, a todos aquellos que, sufrida y solidariamente animaron con sus ingeniosos, divertidos e inteligentes comentarios la modesta singladura del Blog “Morsa dice”: Popaul, J.M. García Ferrer, Enriqueta Llorca, Rosa Mora, Ana Herrera, Cati Sampol Frontera, Jorge Brotons, Los Burgomaestres, Sonja La Roja, Ferran Jordà, Marcelo Aurelio

Etiquetas:

4 comentarios:

Anonymous Marcelo Aurelio ha dicho...

Felicidades!! Asistiré al estreno. VOy acompañado :)

10:35 p. m.  
Anonymous Anónimo ha dicho...

¡Vamos allá!

Y que salga redondo, y vaya rodando.

Popaul

8:24 p. m.  
Blogger Cronopio ha dicho...

¡Gracias compañeros! Cualquier sugerencia al respecto será bien recibida.
Y mejor todavía, vuestra participación.
Marcelo... ya sé que estás "topado" con tus Wews y Weblogs, pero si quieres "espacio propio" en Morsa dice, es decir "Sección propia" no tienes más que decírnoslo.
Un abrazo
cronopio

2:01 p. m.  
Blogger Rosabcn ha dicho...

Pues ha llegado el día, Arturo...
Una nueva y reluciente web, ideas frescas, y tender puentes. Me gusta.

Me encanta lo de:"Surjo de lo que he escrito, como una serpiente surge de su piel".

Sé que Paloma es muy experta en webs y, además, escribe poemas fantásticos!

Hablabas de sugerencias.. (de nuevo) te comento lo del nombre, si no te importa. No le veo nombre para un grupo de personas, aunque tu seas promotor y señor del blog.
Una idea sería los miembros dieran ideas para un nombre y votaran democraticamente. Es sólo mi modesta opinión.

Pues sí, un brindis con Cava por un buen comienzo, y espero poder disfrutar de nuevo de los textos, aprender y descubrir un mundo nuevo.

Rosa

1:10 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal