14.1.09

Salvador Monroig: 1896. "La llegada del tren de Vincennes"

LA LLEGADA DEL TREN DE VINCENNES
CHARLES PATHÉ

Título Original: L´arrivée d´un train de Vincennes
País: Francia
Año: 1896
Género: Documental
Director: Charles Pathé
Música: Cine mudo
Producción: Pathé Frères
Disponibilidad de la película: Ninguna edición disponible.


ARGUMENTO
La llegada del tren de Vincennes.
Claramente influido a la manera de los Hermanos Lumière (llegada de un tren a la estación).
COMENTARIO
Mientras recorría en bicicleta la feria de Vinncenes, Charles Pathé asistió, por casualidad, a una audición del fonógafo de Edison. Tras conseguir prestados 700 francos, adquirió un fonógrafo y montó un negocio de venta de cilindros fonográficos y kinetoscopios. El kinetoscopio fue el precursor del moderno proyector de películas.
De esta forma, Charles Pathé (1863-1957), después de una accidentada vida (emigrante en América, y propietario de un restaurante, a su regreso), decidió probar fortuna en el campo del cine, llamado entonces con la significativa frase de “imágenes en movimiento”. Y lo hizo fundando, junto a su hermano Emile, la productora “Pathé Frères” el 28 de Septiembre de 1896, con un capital de 20.000 francos.
Emile se quedó a cargo de la rama fonográfica y Charles con la cinematográfica, El símbolo o icono de dicha empresa, el famoso gallo con el lema “Je chante haute et clair” (“Yo canto alto y claro”), se extendió rápidamente portó por toda Europa y el resto del planeta. Fue en este período cuando Charles, auxiliado por el mecánico Henri Joly, fabricó una cámara tomavistas similar a la de los Lumière. Y fue con esta cámara con la que emprendió la filmación de su primer corto: “La llegada del tren de Vincennes” (1896). Indiscutible la influencia de los mencionados Hermanos Lumiére en esta cinta.
Acto seguido, un acuerdo con los hermanos Lumiére le permitió perfeccionar el cinematógrafo, hecho que supuso que el aparato de Pathé fuera el más comercializado del momento y se expandiera por todo el mundo. Producto del éxito conseguido abrió, en 1900, su primer Estudio, en Vicennes. Una plataforma de seis por ocho metros, con tejado de cristal protector. Digamos, también, que en estos estudios trabajó el operador español Segundo de Chomón, inventor de un sistema de coloración por anilinas. Pathé no tardó más de un año en nombrar a Ferdinand Zecca director general, y justo en ese momento histórico, el cine dejó de ser meramente documental para incorporar el drama y la acción. Dicho de otra manera: el argumento.
Hacia 1905, la compañía ya empleaba equipos de producción con fundamentos importantes: directores, guionistas, operadores de cámara, decoradores… En definitiva, Pathé fue el pionero en la industrialización del cine en Francia. En sus películas aplicó una fórmula para atraer a todo tipo de espectador. Las llamadas "escenas dramáticas realistas", de gran eficacia y en las cuales aparecían los “Crímenes del Museo de Cera Grévin” o los pasajes más violentos de “L'assommoir” de Émile Zola, sobre las víctimas del alcohol. Esta tendencia al realismo sentó las bases para futuros movimientos cinematográficos, como el realismo poético francés.
A estas alturas de su rutilante carrera, supo rodearse de personas que se hicieran cargo con gran efectividad de la dirección de películas, como Georges Méliès. Sus productos utilizaban fórmulas como comedias galantes, actualidades reconstruidas, escenas fantásticas, persecuciones cómicas, etc. Pathé inventó el noticiario cinematográfico. La mayoría de estos noticiarios eran dramatizaciones de sucesos importantes, dada la imposibilidad de asistir al lugar de la noticia. El género gozó de una gran acogida, ya que gracias a su espectacularidad poseían una gran capacidad de convocatoria por su impacto emocional. Además, durante la Primera Guerra Mundial se convirtió en un referente informativo fundamental.
El gran monopolio cinematográfico de Charles Pathé consistió en la producción controlada de películas por medio de agencias. En dos años creó agencias por todo el mundo. En 1906, Segundo de Chomón fundó la Hispano Film en Barcelona, y cuatro años más tarde Pathé entraría en el mercado estadounidense con “Pathé América”, vinculada al Trust de la Motion Pictures Patent de Edison.
Nuestro protagonista siguió unas pautas de producción basadas en la expansión "horizontal", es decir, en la producción y distribución masiva de copias de una misma película. Una muestra de su enorme éxito la tenemos en el crecimiento espectacular de los beneficios, que pasaron de 345.000 francos a 24 millones en siete años. Aún así, Pathé dio otro paso más y desarrolló la expansión "vertical". De esta manera controlaba también la fabricación de las películas vírgenes, los aparatos de grabación y las salas de exhibición. Su lema era "mínimo presupuesto, máxima explotación". Ya en agosto de 1913, rompió su relación con el Trust de Edison, y un año después se independizó definitivamente fundando la Pathé Exchange.
Abandonó sus actividades cinematográficas en 1930, año en que vendió sus acciones a Bemanrd Natan, fallecido en 1942, en el campo de concentración de Auschwitz, víctima del antisemitismo nazi.
OTRAS PELÍCULAS
Fundamentalmente, las primeras películas rodadas en España por los operadores de los hermanos Lumière, caso del film “Hallebardiers de la reine”, rodada por Alexandre Promio durante su primera estancia en España en junio de 1896.
Texto: Salvador Monroig

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal